91.799.08.50 Llámanos y te daremos información personalizada info@productoscongelados.com |

¿Patatas caseras o congeladas?

9:03am - el 9 de Jun, 2016

Aquí viene el dilema: qué es mejor ¿patatas fritas caseras o patatas fritas congeladas? Muchos de nosotros siempre contamos con una reserva de patatas fritas congeladas en nuestros congeladores que nos pueden hacer un apaño en cualquier momento.

Aunque hay que admitir que es mucho más cómodo sacar directamente las patatas congeladas de su bolsa que ya vienen troceadas y cortadas listas para freír, estas suelen absorber mayor cantidad de aceite a la hora de freírlas que las patatas caseras cortadas por nosotros mismos, pero esto no tiene por qué suponer un problema si antes de servirlas cuidamos el escurrir el aceite de más que han absorbido, por lo que en conclusión da lo mismo si las patatas son caseras o congeladas.

Por otro lado son muchas las personas que afirman que la textura de una patata frita congelada les gusta más que una que no ha sido congelada previamente.

También se ha escuchado que las patatas congeladas son peores que las caseras porque vienen con aditivos y conservantes de los que las caseras carecen, pero en Productos Congelados garantizamos que al menos en nuestras patatas es totalmente un mito.

Consejos para preparar unas ricas patatas fritas

Independientemente de que nuestras patatas sean congeladas o caseras, os voy a dar un par de consejillos útiles para preparar unas patatas fritas perfectas.

  1.  Si no queremos freírlas en la sartén o en la freidora para que no absorban todo el aceite, podemos hacerlas al horno precalentando este previamente y añadiendo a las patatas sal y aceite a nuestro gusto. El tiempo de horneado dependerá de lo doradas que queramos que salgan las patatas.
  2. Si nuestras patatas son caseras, conviene lavarlas bien antes para quitarlas todo el almidón, y después añadirlas a la freidora/satén cuando el aceite esté bien caliente.
  3. Se recomienda no echar demasiadas patatas en la freidora a la hora de freírlas para evitar que el aceite se enfríe más de lo necesario.
  4. Se recomienda echarles la sal después de freírlas para evitar que la patata pueda ablandarse.
  5. Si tienes tiempo, se recomienda freír las patatas en dos tiempos: una vez a una temperatura algo más baja para dorarla sin tostarla demasiado, y una segunda vez a temperatura más alta para terminar de hacerla y obtener la textura que deseamos. Friendo las patatas en dos veces conseguimos que la patata coja cuerpo y evitamos así que se ablande. Hay gente que incluso entre la primera fritura y la segunda opta por meter sus patatas al congelador unos 20 minutos.
  6. Se recomienda siempre escurrir el exceso de aceite poniendo las patatas en una servilleta para que esta lo chupe y posteriormente sirviendo las patatas en otro recipiente.

patatas fritas