91.799.08.50 Llámanos y te daremos información personalizada info@productoscongelados.com |

El anisakis en el pescado

8:38am - el 9 de Aug, 2016

En el post de hoy hablaremos sobre el anisakis en el pescado. En primer lugar, ¿qué es el anisakis? El anisakis es un parásito que podemos encontrar en las vísceras de los productos del mar frescos y con el que podemos contagiarnos si estos no han sido manipulados y se consumen crudos. El consumo de anisakis en el pescado puede producir alergias y graves problemas digestivos a quien lo ingiera.

¿Qué síntomas produce el anisakis?

Intoxicarse de anisakis en el pescado puede ocasionar los siguientes síntomas: dolor abdominal, náuseas y vómitos y reacciones alérgicas como urticaria entre otros síntomas.

Gracias a que los primeros síntomas de intoxicación por anisakis aparecen durante la primera hora de haber ingerido un alimento contaminado, se puede tratar con relativa rapidez.

En el peor de los casos, tras ingerir anisakis en el pescado podemos contraer anisakiosis, que se produce cuando hemos ingerido pescado contaminado con anisakis y las larvas vivas que contenía anidan en nuestra mucosa gastrointestinal. Por suerte, si no padecemos alergias, nuestro organismo está preparado para terminar eliminando por si solo este parásito.

anisakis en el pescado

En caso de parecer alergias, los expertos recomiendan tener máxima precaución con el consumo de pescados, y si las alergias son extremas, se recomienda incluso evitar su consumo.

Si en algún momento dado padeces alguno de los síntomas que hemos mencionado anteriormente tras haber ingerido pescado que viene en condiciones de poder estar contaminado de anisakis, no dudes en acudir a tu centro médico.

¿Cómo podemos evitar intoxicarnos de anisakis?

En primer lugar debemos asegurarnos de limpiar muy bien los productos del mar que queramos consumir, separar las vísceras y congelarlo antes de cocinarlo. Si tenemos la sospecha de que nuestro pescado puede estar contaminado, bajo ningún concepto debemos consumirlo crudo o marinado. Es más, la temperatura recomendada para cocinar el pescado es de unos 60 grados.

No es necesario que congelemos todo el pescado antes de consumirlo. Existen pescados que no vienen del mar, por ejemplo vienen de pantanos, ríos o piscifactorías y que nos dan la garantía de no contener anisakis.

Otro dato curioso: por ejemplo al consumir mejillones, ostras, almejas y demás moluscos bivalvos no corremos el riesgo de intoxicarnos con anisakis aunque no lo hayamos congelado previamente puesto que estos alimentos del mar no se contaminan con el parásito.

Además, en España, el 90% de las intoxicaciones por ingerir anisakis en el pescado se debe al consumo de boquerones sin congelar y sobre todo a los boquerones en vinagre, así que ¡cuidadito con lo que comemos y cómo lo comemos!

En Productos Congelados queremos darte una recomendación para evitar este parásito que habita en el pescado: que congeles al menos este durante 48 horas a una temperatura de menos 20 grados bajo cero aproximadamente.

Cabe mencionar que los congeladores de los que disponemos en nuestras casas congelan como máximo a una temperatura de menos 18 grados bajo cero, por lo que si queremos evitar contagiarnos de anisakis en el pescado debemos dejarlo en el congelador durante al menos una semana, que es el tiempo necesario tras el cual podemos asegurar la muerte de las larvas de anisakis y así evitar riesgos.

pescado congelado